sábado, 3 de diciembre de 2011

Aborto, no "IVE"

El nuevo y fatídico "Código de Ética y Deontología Médicas" emplea el término demagógico de "interrupción voluntaria del embarazo" para referirse al aborto. La expresión IVE (interrupción voluntaria del embarazo) creo que es espantosa, y debemos desterrarla del vocabulario.

Es impresionante la cantidad de demagogia que hay en esa palabra:

Interrupción: el aborto es terminación, no interrupción

Voluntaria: nadie se plantea abortar como algo que quiere hacer en su vida.
La de abortar es una idea que suele venir acompañada por la coacción o por un momento de confusión total, en una situación de debilidad personal. Además, casi siempre se da en un contexto de ocultación de la realidad y consecuencias del aborto.


Del embarazo: lo que importa que se termine no es el embarazo, sino el niño. El embarazo es el proceso fisiológico. Decir que lo que se acaba es el embarazo es un eufemismo, señalando que se elimina el proceso que mantiene la vida en lugar de señalar que se elimina el ser que vive. Es como decir que matar a alguien con una inyección letal es detener su latido cardiaco.

Por eso repudio con todas mis fuerzas la expresión "IVE". Ese término está lleno de mentiras; es la quintaesencia del abortismo y su demagogia letal.

Eso es el abortismo: una gran mentira. La realidad lo delata continuamente.