Aborto y cáncer de mama: resultados confusos.

En 1994, Dailing y colaboradores publicaron, en el Journal of the National Cancer Institute, un estudio titulado "Riesgo de cáncer de mama en mujeres jóvenes: relación con el aborto provocado". Estudiando retrospectivamente los antecedentes de 944 mujeres con cáncer de mama, descubrieron que el riesgo de padecerlo estaba relacionado significativamente con haber sido sometidas un aborto provocado, en comparación con las que habían dado a luz a sus hijos. El aumento de riesgo encontrado fue muy elevado, del 50%. El aborto espontáneo no aumentaba el riesgo.

Sin embargo, en 2004 se publicó en Lancet una revisión sistemática de Beral y colaboradores que produjo resultados dudosos. Se mantenía la evidencia de que el aborto espontáneo no se asocia al cáncer de mama. En cuanto al aborto provocado, sí se obtuvo una relación significativa con el cáncer, pero al hacer diferencias por tipo de estudio, la asociación se observaba sólo en estudios de menor calidad (retrospectivos) y no en los de mayor calidad (estudios prospectivos).

Más recientemente, se publicó un gran estudio agregado (metaanálisis) que incluía datos de 36 estudios (2 prospectivos y 34 retrospectivos) con 15.150 mujeres chinas (Huang y colaboradores, publicado en la revista Cancer Causes control, 2014). Sus resultados corroboraron un aumento del 44% en el riesgo de cáncer de mama asociado al aborto provocado. Es más, el riesgo aumentaba un 76% si la mujer se había sometido a dos abortos, y un 89% si se habían sometido a tres. Los autores concluyeron que "el aborto provocado está significativamente asociado con un aumento del cáncer de mama en las mujeres chinas, y el riesgo de cáncer de mama aumenta con el número de abortos". Es más, apuntaron a que esto puede estar relacionado con el aumento de cáncer de mama que se está observando en China.

Pero nuevamente, otro metaanálisis, este sólo de estudios prospectivos, de mayor calidad, incluyendo un antiguo estudio danés con más de un millón de mujeres, no ha encontrado relación alguna entre el aborto y el cáncer de mama (Guo y colaboradores, Cancer Causes Control, 2015).

No parece haber una hipótesis convincente para tantas divergencias.  Resulta muy extraño que en un análisis se encuentre incluso una relación de "dosis-respuesta" (a mayor número de abortos, más riesgo) y que sin embargo en otros no se encuentre siquiera asociación. Es posible que el aborto esté relacionado con otros factores -psicosociales o de otro tipo- que sí sean los verdaderamente implicados en el aumento de cáncer de mama que se observa en los estudios restrospectivos. O es posible que los estudios prospectivos no tengan un tiempo suficiente de seguimiento como para comprobar el efecto.

En cualquier caso, esto es lo que conocemos y podemos referir. A día de hoy, tras muchos estudios, no estamos seguros de si existe o no relación entre el aborto provocado (el espontáneo, sabemos que no) y el cáncer de mama. Si avanzamos en el conocmiento de este problema, trataremos de actualizarlo.

Comentarios

Galsuinda ha dicho que…
¿Por qué no lo pones en Spei Mater? me parece muy interesante. No me atrevo a pirateártelo :)

Entradas populares de este blog

Experimentación con fetos abortados

Confirmado: la píldora del día siguiente es abortiva

¿Se puede estar contra el aborto y a favor de permitirlo?