Aborto "preventivo"

 La varicela en una mujer gestante puede causar problemas en el niño, que puede nacer con daños neurosensoriales. Esto sucede en un 1,1% de los niños nacidos de madres que han pasado la varicela durante las semanas 0-28 de gestación.

Acabo de leer un caso muy triste y significativo. Estaba leyendo sobre el riesgo de que una persona sana enfermase de varicela contagiándose de otra persona que ha sido vacunada. Es decir, el virus atenuado de la vacuna se contagia a una persona no vacunada. Pues bien, con decenas de millones de vacunas administradas, se han documentado sólo 6 casos en los que esto ha pasado. Una fue precisamente a una mujer embarazada.

Lo más triste del caso es que esta mujer decidió abortar. Con 99 probabilidades sobre 100 de que su hijo naciera sin problemas, con el agravante de que la infección era producida por el virus atenuado de la vacuna y no por el virus salvaje, con lo que el riesgo sería aún menos, con el hecho de que no existe ningún caso documentado en todo el mundo de que haya nacido un niño con deficiencias por culpa del virus de la vacuna... esta mujer decidió abortar. Luego le hicieron un análisis al embrión: estaba sano. Quizá la presionaron para no tener que pagarle una indemnización, quién sabe, si el niño nacía con alguna malformación. No quiero echarle toda la culpa a ella -y al padre de la criatura- porque conozco el percal...

Sí, conozco el percal. Hace 10 años, cuando llegaba a mi lugar de trabajo tras una reunión, me contaron el caso de una mujer que había estado allí. Me lo contaron los administrativos que la habían atendido. Ellos pertenecían al departamento donde se daban los impresos para abortar por la sanidad pública, que afortunadamente no tenía nada que ver con el mío -trabajaba en el servicio de farmacia de atención primaria-. Ellos estaban impresionados. Una mujer había estado allí para pedir los impresos y se había echado a llorar a lágrima viva durante 20 minutos. No quería abortar, lo hacía porque el médico le había dicho que no podía hacer otra cosa. Había padecido una enfermedad infecciosa. Tenía menos de un 1% de riesgo. Y aunque el niño tuviera problemas, aunque fuese ese 1 de 100, ¿acaso es que no tenía derecho a vivir, a ser amado por su madre y su padre, a ser recibido con cariño y alegría por todos? Yo llegué 5 minutos tarde para haber podido sacar a esa mujer de su negro pozo de dolor, diciéndole sólo la verdad, animándola en lugar de hundirla, como había hecho un "médico" sin ética ni escrúpulos. Esa mujer, además, llevaba años buscando descendencia y por fin la había tenido.

Luego, he tenido noticia de varios casos similares. Por riesgos muy bajos, porque se ha tomado una medicación que en algunos casos daña al embrión, el "médico" decide que lo mejor es abortar (así se quita un peso de encima), y a los padres les parece bien. Por lo visto, un 1% de riesgo de ser "defectuoso" es suficiente para matar a un hijo. En cambio, muchas mujeres se someten a  una amniocentesis, que tiene un riesgo de matar al feto del 1%. Entonces, un 1% parece poquísimo. Diariamente se hacen cientos de amniocentesis. De cada 100, un niño muere.

¿Cuántos niños tienen que morir por la ignorancia de los padres y la falta de escrúpulos de algunos médicos?

Esta sociedad está completamente deshumanizada, porque se ha olvidado de que Dios existe y nos ha creado por amor. Él nos ama, por eso aquí no sobra nadie.

Bibliografía: MMWR 2007

Comentarios

Entradas populares de este blog

Experimentación con fetos abortados

Sostenibilidad de la sanidad pública: la clave es el precio que pagamos por los fármacos

¿Se puede estar contra el aborto y a favor de permitirlo?